El Jardín de Infantes, después de la familia, constituye la primera institución social a la que se incorpora el niño, de la estrecha relación entre ambos, depende el éxito de una eficaz tarea educativa.    

 

El IEPM, teniendo en cuenta que la educación inicial abarca el período evolutivo en que se estructuran los esquemas básicos de la personalidad, plantea los siguientes fines educativos:

 

· Coordinar la acción educativa con la familia y relacionar la institución con el medio social.
· Favorecer el desarrollo de actividades que promuevan la madurez por medio del juego.
· Favorecer la actividad creadora por medio de la expresión libre.
· Estimular la formación de valores estéticos. 
· Presentar y organizar experiencias que desarrollen el sentimiento patriótico y el respeto por las tradiciones.
· Favorecer el buen desarrollo físico por medio de la actividad corporal con juegos y ejercicios que contribuyan al cuidado de la salud.
· Promover por medio de juegos apropiados, actividades que despierten interés por la investigación científica.
· Articular los objetivos del Nivel Inicial con los de la EGB para lograr una mejor adaptación a esta nueva etapa.